Categoría de escuelas

  • Escuela en Salud Mental Adultos
    Escuela en Salud Mental Adultos
  • Escuela en Salud Mental InfantoJuvenil
    Escuela en Salud Mental InfantoJuvenil
  • Escuela en Psicología Laboral
    Escuela en Psicología Laboral
  • Escuela en Psicología Comunitaria
    Escuela en Psicología Comunitaria
  • Escuela PsicoSocial Jurídica
    Escuela PsicoSocial Jurídica
  • Escuela para Madres, Padres y Cuidadores
    Escuela para Madres, Padres y Cuidadores
Actualización
Especialización
Asincrónicos
Diplomados
Actualización
Especialización
Asincrónicos
Diplomados

Clínica Analítica y sus conceptos introductorios

01/08/2022
8:00 pm
Clínica Analítica y sus conceptos introductorios

Sobre los conceptos introductorios de la Clínica Analítica

[3:47] “En la clínica analítica los conceptos introductorios nos van a permitir entender cuáles son los resortes que la sostienen. También nos permiten entender, de Freud en adelante, ciertas conductas o manifestaciones psíquicas o manifestaciones subjetivas. Las  que no necesariamente están acorde con lo que nosotros entendemos como voluntad”.

“Para poder explicar ciertas cosas que nos pasan más allá de nuestra voluntad. Por ejemplo, el malestar que es subjetivo se manifiesta siempre como un no puedo parar de… o un no puede dejar de hacer esto o no puedo hacer esto otro. Entonces, más allá de la voluntad que nosotros nos impongamos respecto de lo que hay que hacer y lo que no hay que hacer, pareciera ser que hay un imposible que el psicoanálisis intenta tratar, hacer un tratamiento de eso”.

Perspectiva de Sigmund Freud

[6:16] “Desde Freud en adelante, pensamos dos cosas. Una es que el sufrimiento, el malestar subjetivo, lo que vamos a llamar síntoma en algún momento,  está hecho de palabras. Por otro lado, está hecho de una energía constante que vamos a llamar pulsión. Entonces, podríamos pensar que el psicoanálisis se trata de la sexualidad infantil, por ejemplo, o que Freud estaba obsesionado con el sexo.

Pareciera ser que el gran escándalo Freudiano tiene que ver con otra cosa y es que en la época moderna, donde había una promesa de cierta libertad, de cierta distancia con las instituciones que podrían influir en nuestra voluntad. Un ejemplo son las instituciones religiosas, sociales, la misma familia. Podíamos deshacernos de algo que nos amarraba y en ese sentido había una promesa de individualidad, de hacerse cargo de uno mismo; la promesa de la libertad.

Para Freud no somos libres

“Entonces Freud frente a esa promesa dice que no, que los sujetos no somos libres, que estamos comandados por un lado por una segunda conciencia, hasta decir que efectivamente hay un inconsciente que está marcado por la represión. Esto porque hay algunas cosas, algunas representaciones, algunas palabras, algunas escenas que son insoportables para el “Yo” y que, por lo tanto, hay que reprimirlas, pero esa fuerza siempre va a quedar dando vueltas, buscando satisfacerse.

“Lo que dice Freud, es que nos somos libres de nosotros mismos, porque nos comanda otra escena y también porque lo que nosotros conocemos como el “Yo”, que nos permite presentarnos, que nos permite andar en la vida, nos traiciona porque tiene una función de desconocimiento. En ese sentido, se adentra en todo lo que es la psicopatología de la vida cotidiana y trata de entender ciertos fenómenos como los sueños. Es decir, como el acto fallido, como el lapsus, el chiste, como cierta formación del inconsciente, como se manifiesta el inconsciente en la superficie del lenguaje.”

[10:30] “El psicoanálisis es una práctica que se basa en las palabras, en el discurso del paciente.”

¿Qué nos permite el psicoanálisis?

[12:10] “¿Cuál es el efecto terapéutico? De alivio, que un sujeto medianamente entiende que lo que le pasa tiene que ver con él y que no es algo externo necesariamente. En ese sentido parece importante tener una escucha en particular que vaya en la línea del caso a caso, del uno por uno, irrepetible y que finalmente lo que tratamos de producir en un análisis es justamente la singularidad máxima, la excepción del sujeto.”

[13:40]  “El psicoanálisis está fuera del protocolo, porque el protocolo trata de alguna forma de abordar un problema clínico donde lo clínico o el problema está en el paciente, por ejemplo, trastorno de personalidades, depresión, trastorno de ansiedad generalizado, una serie de denominaciones que no necesariamente nos dicen algo del sujeto. Insisto con que son necesarias las nomenclaturas psiquiátricas para poder hablar con el otro de la psiquiatría, pero es muy importante entender que esa nosografía psicológica no nos dice nada acerca del sujeto”.

Conceptos para entender la Clínica Analítica

[29:48] “Son cuatro conceptos de la clínica analítica que me gustaría establecer como mínimos para entender qué es lo que necesitamos conocer para poder trabajar con un paciente o cuáles son los resortes teóricos que permiten entender desde el psicoanálisis una clínica posible”.

“Primero, la idea de realidad psíquica (fantasía inconsciente) que quiere decir que creemos compartir una realidad objetiva, pero esa realidad objetiva es una ilusión, por una cuestión muy concreta. Por el hecho de que efectivamente no compartimos la misma realidad; no tenemos la misma clase social, ni la misma historia de vida, no tenemos el mismo acceso a la cultura, ni a los mismos bienes de consumo, básicamente yo me armo una idea que está hecha de prejuicios, de mi historia, de lo que me dijeron, pero también de algo que yo creo que el otro quiere de mí (…)”

“Después tenemos el síntoma que para el psicoanálisis no es lo mismo que para la medicina, porque para la medicina es el signo de una enfermedad. El síntoma tiene que ver con aquella solución que el sujeto encontró frente a la pulsión. El síntoma es necesario, no es llegar y sacarlo, cuando digo síntoma no estoy hablando de un trastorno del sueño, ni de insomnio, ni de labilidad emocional, ni de la fatiga, es justamente aquella solución que el sujeto encontró para poder confirmar su fantasía inconsciente”.

¿Qué son los síntomas?

“El síntoma es un mensaje encriptado susceptible de ser interpretado y descifrado. Es una metáfora de algo que le pasa a un sujeto y que no puede decir todavía.  Por otro lado, tiene una satisfacción paradojal porque implica un sufrimiento y una satisfacción que no se entiende a la vez; el síntoma se repite una y otra vez y acompaña al sujeto toda la vida (…)”

“Luego está la pulsión que es un concepto de la clínica analítica que se distancia bastante del instinto, Freud lo plantea como un concepto límite entre lo psíquico y lo somático, es una energía constante que tiene una exigencia por satisfacerse. Un ejemplo es si tienes hambre no puedes pensar en otra cosa hasta satisfacer esa necesidad y además piensas en algo rico que vas a comer, pero esta pulsión nunca se va a satisfacer por completo por eso es una energía constante (…)”

“Por último, la “transferencia” es definida por Freud del siguiente modo; son los sentimientos y las expectativas que yo pongo sobre la persona del analista. Por ejemplo,  supongo que con él o con ella voy a poder desplegar la relación con mi padre, con mi madre, con mi pareja, que sería una transferencia un poco más imaginaria, que se debe a la imagen que yo tengo en cuanto al analista y a las personas que son importantes para mí (…)”

¿Quieres seguir aprendiendo?

Seminarios relacionados

¿Qué son los trastornos psicológicos? - Adipa

¿Qué son los trastornos psicológicos?

Por

Inscribete Aquí
Aceptación Corporal: La relevancia en el trabajo terapéutico - Adipa

Aceptación Corporal: La relevancia en el trabajo terapéutico

Por

Inscribete Aquí
Introducción al Narcisismo - Adipa

Introducción al Narcisismo

Por

Inscribete Aquí
Temas emergentes en salud mental y envejecimiento - Adipa

Temas emergentes en salud mental y envejecimiento

Por

Inscribete Aquí
¿Necesitas ayuda?
ADIPA
Hola!
¿Cómo te podemos apoyar? Escríbenos