Categoría de escuelas

  • Escuela en Salud Mental Adultos
    Escuela en Salud Mental Adultos
  • Escuela en Salud Mental InfantoJuvenil
    Escuela en Salud Mental InfantoJuvenil
  • Escuela en Psicología Laboral
    Escuela en Psicología Laboral
  • Escuela en Psicología Comunitaria
    Escuela en Psicología Comunitaria
  • Escuela PsicoSocial Jurídica
    Escuela PsicoSocial Jurídica
  • Escuela para Madres, Padres y Cuidadores
    Escuela para Madres, Padres y Cuidadores
Actualización
Especialización
Asincrónicos
Diplomados
Actualización
Especialización
Asincrónicos
Diplomados

WISC-V y su aporte en el diagnóstico de trastornos del neurodesarrollo infantil

También denominada Escala de Wechsler, es una evaluación de inteligencia que se puede realizar en niños, niñas y adolescentes entre los 6 y 16 años de edad.

WISC-V y su aporte en el diagnóstico de trastornos del neurodesarrollo infantil

En los últimos años los establecimientos educacionales han promovido la detección temprana de trastornos cognitivos que puedan afectar el neurodesarrollo.  La Escala de Wechsler o WISC-V, como se denomina a la última versión del test, viene a cumplir con este propósito.

El WISC-V es una prueba que tiene como objetivo obtener el coeficiente intelectual total (CIT) de los niños, niñas y adolescentes. Para lograrlo es necesario realizar 15 subpruebas que buscan medir diferentes áreas del funcionamiento cognitivo de un paciente o estudiante.

Este test debe ser aplicado por psicólogas o psicólogos que, idealmente, cuenten con la formación requerida para hacerlo. Por lo que la especialización en esta área es fundamental para aquellos profesionales que deseen desempeñarse en el contexto psicopedagógico y la psicoterapia infanto-juvenil.

La Escala de Wechsler, llamada así por el psicólogo David Wechsler, quien también desarrolló la evaluación WAIS para adultos en 1939, es actualmente el instrumento más utilizado en Chile y uno de los más aplicados a nivel mundial para medir este tipo de información.

La importancia del WISC-V

Hermann Thomas, psicólogo de la Pontificia Universidad Católica de Chile y especialista en neuropsicología infantil, asegura que este instrumento es uno de los más completos que existen y, que si bien es complejo de utilizar en un principio, es muy útil para hacer un perfil cognitivo.

“[Se solicita] cuando hay un problema académico o se tiene sospecha sobre si el desempeño no es el de una persona neurotípica. Se utiliza también en la clínica para pesquisar si es que hay algún trastorno del neurodesarrollo, es decir discapacidad intelectual”.

En ese sentido, Thomas, aclara que esta evaluación no es una instancia de diagnóstico. Sin embargo, los datos reunidos sí establecen un perfil cognitivo que, posteriormente, aportará para llegar a una conclusión. Por lo tanto, dependiendo de los resultados obtenidos, los profesionales conocerán los déficit de una persona, sus capacidades y cómo abordar su caso, a la hora de intervenir clínicamente.

Algunas de las alteraciones del neurodesarrollo que se pueden identificar son:

  • Trastornos asociados a la lectura y al lenguaje.
  • Trastorno por Déficit de Atención (TDAH)
  • Dificultades no verbales.
  • Déficit en la memoria visual y auditiva.
  • Dificultades relacionadas a ejecuciones funcionales y en las percepciones visuales.

¿Qué aspectos evalúa esta escala?

Para esto es necesario la realización de 15 subpruebas, las cuales constan de tres niveles de interpretación (CIT, índices primarios y secundarios). Algunas de ellas están clasificadas como imprescindibles para obtener el CIT. Mientras que otras son opcionales según el criterio del evaluador y de la información que busca adquirir.

Estas pruebas son: Semejanzas, vocabulario, cubos, información, comprensión, puzles visuales, matrices, balanzas, aritmética, dígitos, span de dibujos, letras, números, claves, búsqueda de símbolos y cancelación. Las cuales miden distintas capacidades en los niños, niñas y adolescentes.

Las habilidades o capacidades a evaluar son:

Índices primarios

  • Comprensión verbal.
  • Procesamiento visoespacial.
  • Razonamiento fluido
  • Memoria de trabajo.
  • Velocidad de procesamiento.

Índices secundarios

  • Razonamiento cuantitativo.
  • Memoria de trabajo auditiva y no verbal.
  • Capacidad general.
  • Competencia cognitiva.

¿Quieres saber más?

En Adipa, Hermann Thomas, impartirá los cursos “Certificación Wisc-V Escala de Wechsler de Inteligencia para niños” en tres niveles: Básico (4 y 5 de julio), Intermedio (6, 7 y 11 de julio) y Avanzado ( 12 y 13 de julio).

En estos programas de estudios, quienes se inscriban, podrán aprender los fundamentos teóricos y prácticos para la correcta administración, corrección e interpretación de la escala. Además adquirirán buenas prácticas sobre la aplicación de la prueba, revisarán casos reales y ejemplos de redacción de informes.

Mira aquí la entrevista completa.

Cursos relacionado que te pueden interesar

Te mantenemos informado

Ir a noticias
¿Necesitas ayuda?
ADIPA
Hola!
¿Cómo te podemos apoyar? Escríbenos