🤩 ¡Descuentos imperdibles en todos los programas! Descubre aquí

🇨🇱 Hey, esto es Adipa Chile. Ir a Adipa México title

Mensajes de Alerta
Letter testimonies
Flecha de Adipa

Intervención terapéutica en Segunda Infancia y Adolescencia

La salud mental es importante en todas las etapas de la vida, comenzando por la infancia. Por esto que, para los profesionales del área que desean abordar intervenciones en niños, niñas y adolescentes, resulta fundamental comprender a fondo el impacto y la situación actual de esta área.

En este artículo de Adipa, conocerás los aspectos esenciales para una intervención segura y eficaz. 

Intervención terapéutica en Segunda Infancia y Adolescencia

Para abordar las intervenciones terapéuticas en en niños, niñas y adolescentes (NNA), debemos saber y reconocer la importancia de la salud mental en todas las etapas de la vida.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) la salud mental “es un estado de bienestar mental que permite a las personas hacer frente a los momentos de estrés de la vida, desarrollar todas sus habilidades, poder aprender y trabajar adecuadamente y contribuir a la mejora de su comunidad”. En consecuencia, la salud mental es mucho más que la ausencia de enfermedad. 

Es parte fundamental de la salud y el bienestar que sustenta nuestras capacidades individuales y colectivas para tomar decisiones, establecer relaciones y dar forma al mundo en el que vivimos. En este sentido, la salud mental es, además, un derecho humano fundamental, y un elemento crucial para el desarrollo personal, comunitario y socioeconómico.

Es una responsabilidad de la sociedad entera, más allá del ámbito de salud, involucra: Educación, Salud física, Vivienda , Justicia , Recreación, Trabajo, Vínculos familiares, etc.

Trastornos en NNA

Es esencial considerar los trastornos de salud mental en NNA, los cuales se describen como cambios serios en su forma habitual de aprender, comportarse o manejar las emociones, lo que causa angustia y problemas en las actividades diarias.

En ocasiones, es común que muchos niños experimenten temores, preocupaciones o exhiban comportamientos disruptivos. Cuando estos síntomas son graves, persistentes e interfieren con las actividades escolares, familiares y recreativas, podría diagnosticarse un trastorno mental en el niño.

Según datos de la OMS, en el mundo, uno de cada siete jóvenes de 10 a 19 años padece algún trastorno mental, un tipo de trastorno que supone el 13% de la carga mundial de morbilidad en ese grupo etario. Entre los adolescentes, la depresión, la ansiedad y los trastornos del comportamiento destacan como principales causas de enfermedad y discapacidad, siendo el suicidio la cuarta causa de muerte en personas entre 15 a 29 años.

El hecho de no ocuparse de los trastornos de salud mental de los adolescentes tiene consecuencias que se extienden a la edad adulta, en cuanto perjudican la salud física y mental de la persona y restringen sus posibilidades de llevar una vida plena en el futuro.

Estudios epidemiológicos

Respecto a la epidemiología, es esencial reconocer las limitaciones inherentes a los estudios epidemiológicos, lo que demanda una interpretación cautelosa de los datos recopilados.

Algunas restricciones incluyen:

  • Muestras representativas pequeñas.
  • Instrumentos que no entregan diagnósticos.
  • El uso de entrevistas es costoso y no es posible aplicar masivamente.
  • Estudios epidemiológicos demasiado costosos.
  • Pocos instrumentos validados.
  • Mayoría de estudios es en muestras clínicas, ya consultantes

Asimismo, existen algunos estudios internacionales que nos entregan valiosas perspectivas, por ejemplo, Fernández, M. I. F. (2012), que examina problemas conductuales y emocionales en niños inmigrantes latinos entre 6 y 12 años en Palma de Mallorca.

tabla 1tabla 2

Estudios en Chile

A nivel nacional existe un gran estudio epidemiológico desarrollado por De La Barra, M. F., Vicente, P. B., Saldivia, B. S.,& Melipillán, A. R. (2012): Estudio de epidemiología psiquiátrica en niños y adolescentes en Chile. Estado actual. Revista Médica Clínica Las Condes, 23(5), 521-529.

captura de pantalla 2023 11 28 a la(s) 13.49.28

La prevalencia total fue de 22,5%, siendo el grupo de trastornos de comportamiento disruptivo los más frecuentes, seguidos por los trastornos ansiosos. Por su parte, 41,6% de los niños y adolescentes con trastorno psiquiátrico asociado a discapacidad social consultó en algún tipo de servicio en el último año.

tabla 4

¿Qué debe tener una intervención terapéutica para que sea efectiva?

Lo más relevante dentro de una intervención terapéutica es reconocer y tener un buen diagnóstico de lo que ocurre con el NNA, y en base a eso, comenzar a implementar diversas estrategias de intervención asociadas a los cuadros clínicos, como psicoterapia cognitivo conductual, terapia narrativo, mindfulness, farmacoterapia, juego terapéutico, entre otros.

En segunda Infancia

En esta etapa es muy importante reconocer que no todos los niños y niñas presentan patologías, a pesar de vivir en condiciones de alto riesgo. Frente a ello, es fundamental identificar los factores protectores y la capacidad de resiliencia.

Las patologías psiquiátricas en niños y adolescentes pueden manifestarse de acuerdo con el desarrollo evolutivo, con cuadros más frecuentes en algunos periodos, unos en forma continua y otros, que, desaparecen.

En este caso, la intervención terapéutica debe considerar la prevención como su principal herramienta. Respecto a lo anterior, la psiquiatría infantil se centra en la prevención de trastornos mentales y conductuales. El diagnóstico precoz y la intervención temprana son esenciales.

En cuanto a casos crónicos, se deben implementar todas las acciones necesarias para lograr un desarrollo lo más próximo a lo “normal” posible.

En adolescencia

En la adolescencia, el reconocimiento y el diagnóstico preciso son clave. Se deben implementar estrategias de intervención asociadas a los cuadros clínicos, y en consecuencia, contar con herramientas de entrevista, evaluación, diagnóstico, psicoeducación, intervención individual, intervención familiar, trabajo en red, entre otros.

Asimismo, quienes realicen las intervenciones deben ser profesionales capacitados en detección precoz e intervenciones basadas en la evidencia para tratar los cuadros más prevalentes.

La prevención busca reducir la incidencia, prevalencia y recurrencia de los trastornos mentales.

Importancia del juego terapéutico

El juego terapéutico o terapia de juego se define como el uso sistemático de un modelo teórico para establecer un proceso interpersonal en el que terapeutas de juego capacitados, utilizan los poderes terapéuticos del juego para ayudar a los pacientes a prevenir o resolver dificultades psicosociales, y lograr un crecimiento y desarrollo óptimos (Asociación Terapia de Juego, Estados Unidos).

El psicólogo clínico y educativo, especialista en terapia de juego, Garry Landreh, define esta herramienta como: “…relación interpersonal dinámica entre un niño y un terapeuta entrenado en procedimientos de terapia de juego, el cual provee materiales de juego seleccionados y facilita el desarrollo de una relación segura para el niño para que éste pueda expresar y explorar plenamente su self (sentimientos, pensamientos, experiencias y comportamientos) a través del juego, el medio de comunicación natural para el niño, para así lograr un óptimo crecimiento y desarrollo” (2002).

Desde ahí comentar que nuestro diplomado tiene un fuerte énfasis en intervenciones terapéuticas lúdicas y sus mecanismos de acción en la intervención con NNA.

Intervención psiquiátrica y farmacológica en los principales cuadros de NNA

Es importante tener una mirada global del rol que cumple el psiquiatra en la intervención con NNA, y los principales mecanismos de acción de los principales fármacos utilizados en cuadros clínicos más prevalentes.

Todos los profesionales que trabajan con niños, niñas y adolescentes deben contar con herramientas y conocimientos acerca de los tratamientos farmacológicos, considerando, además, que los profesionales no médicos cumplen un rol importante e brindar psicoeducación a las familias y a los NNA, donde conocer el funcionamiento general del fármaco y los efectos adversos o efectos secundarios ayuda a mejorar la información que se entrega.

No debemos olvidar que la psicoeducación es una poderosa herramienta de intervención que contribuye a disminuir el estigma y a tener acceso a tratamiento informado.

Diplomado en Intervenciones Terapéuticas en Segunda Infancia y Adolescencia

Es sumamente importante contar con herramientas actualizadas, basadas en la evidencia y acordes a los cuadros psicopatológicos más prevalentes en NNA. Es por esto que se ha desarrollado un Diplomado que cuente con esas características.

Nuestro Diplomado: Intervenciones Terapéuticas en Segunda Infancia y Adolescencia, cuenta con excelentes profesionales, todos muy reconocidos y valorados en sus campos de acción, considerando la práctica clínica como el eje central. Razón por la cual se da énfasis a los análisis de casos, estudios de casos clínicos, ejercicios en vivo, etc.

Invitamos a todos los interesados a revisar el programa y resolver sus dudas.

aplausos Adipa aplausos Adipa
Aplausos
3

Valoraciones

0.0
No existe comentarios que mostrar

Programas relacionados que te pueden interesar

500000
1715968800
Diplomado Técnicas de Intervención en Psicoterapia Breve - Adipa

Diplomado Técnicas de Intervención en Psicoterapia Breve

Ver detalle + cart cart

Te mantenemos informado

Ir a noticias

Te podría interesar el programa de:

Whatsapp
¿Necesitas ayuda?
ADIPA
Hola!
¿Cómo te podemos apoyar? Escríbenos